1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

La Fundación General Ecuatoriana se creó en Ecuador por iniciativa del señor Pablo Bofill, empresario español, quien en 1978 decidió ampliar sus inversiones en diversos países de América, enviando a Ecuador a Ramón Arregui Monreal, Carlos Ituiño y Juan Manuel Paz, quienes luego de estudiar el mercado, incursionaron en inversiones inmobiliarias. En 1980, lograron reunir a un influyente grupo de familias de la ciudad de Quito que tenían hijos con deficiencia mental, decidiendo constituir la Fundación General Ecuatoriana. Este grupo promotor aportó con mucha documentación de la Fundación General Mediterránea, que había desarrollado en España diversos programas en beneficio de personas con discapacidad; así como un borrador de estatuto, encargándole al Dr. Rodrigo Moncayo García, que lo adapte a la realidad ecuatoriana, lográndose la aprobación en el Ministerio de Bienestar Social, mediante Acuerdo No. 294 en marzo de 1980. El estatuto tuvo el acierto, en ese entonces, de definir como objetivos de la Fundación una gama muy amplia de “asistencia social.

En el área médica, la Fundación financia algunas investigaciones del Dr. Marcelo Cruz y otras sobre bocio endémico del Dr. Fausto Moncayo, que fueron publicadas en revistas alemanas y americanas.

En 1982 el Comité de Educación de la Fundación creó el Consejo Especial de Retardo Mental, presidido por Doña Doris de Mantilla, el cual luego de un estudio profesional, coordinado por la Sra. Martha Camacho de Riofrío, considerando las distintas etapas de atención a personas con deficiencia mental: estimulación temprana, educación especial, rehabilitación e inserción laboral, vio que estas dos últimas no eran atendidas por ninguna institución en la ciudad de Quito, decidiéndose crear el Programa de Capacitación a Jóvenes con retardo mental (actualmente, discapacidad intelectual), que más adelante llevaría el nombre de "Ramón Arregui Monreal", en honor del primer Presidente Ejecutivo. Papel fundamental tuvo en este período el Patronato de Damas de la Fundación presidido por Doña Lucía Pérez de De Guzmán (+), quien con un grupo de damas voluntarias consiguieron muchos insumos para el Programa de Capacitación a jóvenes con deficiencia mental.  

En 1983 se localizó la propiedad de la antigua Fábrica Textil San Juan, en el Valle de los Chillos, gracias a la gestión de la Sra. Lola Albuja de Zambrano (+), que el IESS entregó a la Fundación mediante contrato de comodato. La Fundación inició en 1985 su Programa de Capacitación a Jóvenes con deficiencia mental, luego de remodelar parcialmente las edificaciones que se encontraban en absoluto estado de ruina, mediante convenios nacionales (FISE) e internacionales (Gobiernos de España, a través de la Fundación CODESPA; Bélgica, por intermedio de la Fundación ACTEC; Alemania, a través de su Agencia de Cooperación GTZ; y USA a través de su Agencia Interamericana para el Desarrollo).

En 1987 el grupo español decide dejar en manos ecuatorianas la Fundación, nombrando Presidente General a Jorge Pérez Serrano (+) y Presidente Ejecutivo a Jorge Luna Maldonado, este último con dedicación a tiempo completo. 

En 1989, la Fundación amplía sus objetivos, utilizando el mecanismo de conversión de deuda externa, autorizado por la Junta Monetaria, con donación de bonos de la FGM Stiftung de Suiza, logrando importantes recursos que se destinaron a la adquisición del Centro de Capacitación en el Valle de los Chillos, Oficinas centrales en la ciudad de Quito, Programa de vivienda social al Sur de la capital y programa de difusión cultural a beneficio del Sistema Nacional de Bibliotecas del Ministerio de Educación.  

En 1994 la F.G.E. procedió a reformar su estatuto, adjudicando al Consejo General la máxima autoridad institucional, con el compromiso de velar por el cumplimiento de los objetivos de la Fundación.

En este mismo año, con la asesoría del Doctor Fernando Fantova, la Fundación crea un nuevo Programa, Centro de Capacitación, Asesoría, Documentación e Investigación Social “CECADIS”, con el objetivo de brindar servicios, a nivel nacional, en el área de la discapacidad y desarrollo social; entre todas las acciones de capacitación cabe destacar el proyecto "Borrando Fronteras" que ejecutó 34 procesos de formación, dictados a nivel nacional, capacitando a 612 profesionales en temas de intervención social y discapacidades. Con el fin de que este producto y otras iniciativas de capacitación tengan un nivel diferente y sean avalizadas por medio de las instituciones de educación superior, en asociación con la Universidad Técnica Particular de Loja se ejecutó elDiplomado en Intervención Social”, con modalidad a distancia, mediante el cual se formó en cinco versiones a 450 profesionales del sector social, a nivel nacional. En el 2007 la Fundación, en alianza con la UTPL diseñó el Masterado en Gestión y Desarrollo Social, el cual ha sido aprobado por el CONESUP en junio de 2008 y cuya primera versión se dictará a partir de marzo de 2009.

En 1999, la Fundación Holandesa De Waal, que había auspiciado el proyecto “Borrando Fronteras”, decidió canalizar todos sus recursos a prevención de discapacidades, contratando a la F.G.E. (Quito) y a Fasinarm (Guayaquil) para elaborar los módulos de capacitación en prevención de discapacidades, con la oferta inicial de que las dos instituciones serían las ejecutoras de este proyecto en sus respectivas áreas de influencia. Posteriormente, Fundación De Waal decidió crear su propia Corporación Prenatal, que hasta la fecha sigue ejecutando importantes acciones de capacitación en esta área.

Con auspicio del Gobierno de Bélgica, a través de la Fundación FODEP, se constituyó en 1995 una planta industrial de carpintería, fundamentalmente como fuente de ingresos para la Fundación y, con el objetivo de crear fuentes de trabajo estable para jóvenes con deficiencia mental, y para artesanos profesionales. En 1997 la Fundación decidió vender este programa productivo, conservando la propiedad del local y garantizando la estabilidad de los jóvenes con deficiencia mental que allí laboran.

En enero de 2001, como respuesta a la demanda laboral, para quienes no han podido incluirse en el mercado común, creó el Centro de Empleo, a través del cual se pone a disposición de empresas, servicios de calidad en: ensamblaje, etiquetado, empacado y otras tareas afines, realizadas por jóvenes con discapacidad intelectual; dando la oportunidad a este sector social de ser útil y contribuir al desarrollo del país, mediante un trabajo remunerado a destajo. Este mecanismo se inició con Supermaxi y Ecuacobre, en el que participaron 30 personas. En la actualidad los Centros Especiales de Empleo funcionan como unidades técnicas de capacitación y producción.

La Fundación General Ecuatoriana suscribió en el 2002 un convenio con la Dirección Nacional de Mejoramiento Profesional “DINAMEP”, organismo del Ministerio de Educación, mediante el cual autoriza que los eventos de capacitación, dictados por su Programa CECADIS, sean válidos para ascenso de categoría de profesores fiscales.

Para obtener la acreditación por parte del Consejo Nacional de Capacitación y Formación, la Fundación procedió a realizar una segunda reforma de su estatuto, en el 2004, haciendo constar como uno de sus objetivos fundamentales el de capacitación.

La Fundación ha contribuido notablemente, a través de sus proyectos de sensibilización a lograr un cambio de actitud de la sociedad frente a las personas con discapacidad. Hasta la fecha la Fundación ha efectuado cuatro campañas, a través de los medios masivos de comunicación, con una difusión de 226.665 mensajes. Asimismo, se editaron cuatro mil ejemplares del Manual Básico Trilingüe sobre Discapacidades (quichua-español / shuar-español) difundido entre las comunidades indígenas de la Sierra y Oriente ecuatorianos, y que describe cada una de las discapacidades, sus causas y medidas de prevención. La Fundación buscó alianzas con otras instituciones (Fundación Interamericana) y empresas privadas, con el propósito de cofinanciar el proyecto y aumentar su impacto. Desde el 2007, dentro del Proyecto Inclusión de Niños, Niñas y Jóvenes con Necesidades Educativas Especiales se está realizando una nueva campaña de sensibilización a nivel nacional. 

Con motivo de los 25 años de vida institucional, la Fundación adoptó una nueva imagen, mediante un logotipo que representa un concepto más humano, de ayuda, de solidaridad y un slogan “un mundo de oportunidades”, que posicionó el concepto de lo que hace la Fundación. Se editó un suplemento que circuló con el Diario El Comercio, en la sesión solemne por el aniversario, nuestro pabellón institucional fue condecorado con la Medalla al Mérito. El evento académico fue lo más destacable, al realizar el Congreso Internacional de Calidad de Vida de Personas con Discapacidad, del 17 al 21 de octubre de 2005, en el que se contó, entre otros expositores internacionales, con la presencia de los Doctores Miguel Angel Verdugo, Fernando Fantova y Robert Schalock, autoridades mundiales en este tema.  

Se constituyó el Proyecto Best Buddies Ecuador, encaminado a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual ofreciéndoles la oportunidad de formar una amistad de persona a persona con individuos sin discapacidad que tengan los intereses, edad y gustos parecidos. En Best Buddies Ecuador, queremos alcanzar un mundo donde las personas con discapacidad intelectual estén integradas exitosamente en sus escuelas, lugares de trabajo y en las actividades de la comunidad a la que pertenecen. 

Estos compromisos se han visto plasmados en el Proyecto “Inclusión de Niños, Niñas y Jóvenes con Necesidades Educativas Especiales al Sistema Educativo Ecuatoriano”, que la Fundación ganó junto a otros 19 proyectos mediante concurso en el que participaron más de 200 proyectos educativos, el proyecto 2007 – 2010 se lo ejecutó en alianza estratégica con el Ministerio de Educación, con cobertura nacional, con el auspicio del Programa de Canje de Deuda Ecuador – España y el coauspicio de la Fundación Repsol. 

Durante los años 2010 a 2012 la Fundación General Ecuatoriana con el apoyo técnico de la Vicepresidencia de la República llevó a cabo el Proyecto Reconocimiento Empresarial a las Mejores Prácticas de Inserción Laboral, que tuvo como finalidad difundir, reconocer, y premiar con un galardón la excelencia de las empresas en la implementación de prácticas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad, a través del ejercicio de sus derechos y la creación de espacios inclusivos en el ámbito laboral.

En sus treinta y cinco años de trabajo ha logrado, a través de múltiples acciones, fortalecer el movimiento asociativo de personas con discapacidad y contribuir a la vigencia de derechos y beneficios para este sector.

Se destaca haber ocupado la Presidencia de la Federación Ecuatoriana Pro Atención a la Persona con Deficiencia Mental, y ejecutado el Proyecto “Escuela para Padres”, en alianza estratégica con la Corporación de Innovación Educativa, y financiamiento de la Fundación Kellogg, capacitándose a 1.000 padres de familia a nivel nacional.

También la Fundación ocupó la Presidencia de la Federación de ONG’s para la Discapacidad, consolidándola a nivel nacional y la Presidencia del Capítulo Ecuatoriano del Grupo Latinoamericano para la Rehabilitación, la Participación y la Inclusión de Personas con Discapacidad “GLARP – IIPD” cuyo mayor logro fue la Reforma al Código de Trabajo, para facilitar la inserción laboral de personas con discapacidad, contando con auspicio de la oficina central de Bogotá, bajo el liderazgo de la Fundación. El aporte de nuestra institución en la elaboración de la primera Ley sobre Discapacidades (1992), su reforma (2005) y sus reglamentos, fue sustancial, contribuyendo a que se reconozcan los derechos de las personas con discapacidad. Su Presidente Ejecutivo ha sido miembro del Directorio del Consejo Nacional de Discapacidades, en varios períodos. La Fundación ha liderado la elaboración del Reglamento de Centros Especiales de Empleo, el mismo que se encuentra a la espera del Decreto por parte del Ministro de Trabajo.

Donde Estamos Ubicados

Antonio Checa s/n y Atahualpa
(Sector Selva Alegre- Sangolquí)

Ver mapa más grande